Buscar este blog AMAR LA PALABRA

jueves, 2 de febrero de 2017

SOLI DEO GLORIA. SÓLO A DIOS LA GLORIA

SOLI DEO GLORIA POR AMOR DE SU NOMBRE
INTRO. EL SENTIDO DE LA VIDA: GLORIFICAR A DIOS
El propósito de la existencia apunta a un blanco: darle gloria a Dios. El propósito del universo entero es darle gloria a Dios. No hay ideal más sublime que vivir para darle gloria a Dios. 
Sin embargo, darle gloria a Dios tiene un marco: La Escritura. Eso nos coloca en el mundo ético de La Biblia, no en lo que supongamos qué es lo mejor para nosotros o en nuestra relación con los demás. 
Hay que aclararlo porque en caso de violar las normas de Dios con el argumento de «lo hice para el Señor», uno podría justificar malas y perversas acciones. 
Hay una ética bien clara en La Escritura, normas específicas para no errar en lo que significa vivir para agradar a Dios y tiene que ver con la obediencia a sus mandamientos. 
Asimismo hay que ver todo esto con respecto a un panorama amplio: obedecer sus mandamientos no significa ganarse la salvación por obras. 
Quien considera que portarse bien asegura o garantiza la salvación, ha pervertido la enseñanza apostólica de la salvación por gracia, de tal manera que es necesario precisar: obedecer al Señor, en el contexto que expondremos hoy, nos coloca en la vida de quienes reconocen quién es Jesús: el cordero de Dios que quita el pecado del mundo (de quienes creen y aceptan que es su salvador personal) y de que obedecer tiene la importancia de vivir como él, con una vida que le da gloria a Dios.   
VEAMOS ALGUNOS TEXTOS PARA UBICARNOS. 
“Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre” (נַפְשִׁי יְשׁוֹבֵב יַנְחֵנִי בְמַעְגְּלֵי־צֶדֶק לְמַעַן שְׁמֹו׃). Sal 23. Habría que traducir: "Me guiará por sendas de justicia por honor a su nombre.".. o "para honrar su nombre", o "para darle gloria a su nombre"... 
5 y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre; (NA27  «διʼ οὗ ἐλάβομεν χάριν καὶ ἀποστολὴν εἰς ὑπακοὴν πίστεως ἐν πᾶσιν τοῖς ἔθνεσιν ὑπὲρ τοῦ ὀνόματος αὐτοῦ») Romanos 1:5 (RVR1960)
5Por medio de él, y en honor a su nombre, recibimos el don apostólico para persuadir a todas las naciones que obedezcan a la fe. Romanos 1:5 (NVI)
5 Por medio de Jesucristo recibí el privilegio de ser apóstol, puesto a su servicio, para que en todas las naciones haya quienes crean en él y le obedezcan. Romanos 1:5 (DHH)

Proverbios 13 (DHH) 
TRABAJO, CULTO Y ADORACIÓN Y BUENAS OBRAS
1El hijo sabio acepta la corrección del padre; el insolente no hace caso de reprensiones. 2Cada uno recoge el fruto de lo que dice, pero los traidores tienen hambre de violencia. 3Cuidar las palabras es cuidarse uno mismo; el que habla mucho se arruina solo.

4El perezoso desea y no consigue; el que trabaja, prospera. 5El hombre justo odia la mentira; el malvado es motivo de vergüenza y deshonra.6La rectitud protege al hombre intachable; la maldad destruye al pecador. 7Hay quienes no tienen nada y presumen de ricos, y hay quienes todo lo tienen y aparentan ser pobres. 8La riqueza del rico le salva la vida; el pobre jamás escucha amenazas. 9Los justos son como una luz brillante; los malvados, como lámpara que se apaga. 10El orgullo solo provoca peleas; la sabiduría está con los humildes. 11La riqueza ilusoria, disminuye; el que la junta poco a poco, la aumenta. 12Esperanza frustrada, corazón afligido, pero el deseo cumplido es como un árbol de vida. 13El que desatiende una orden, lo lamentará; el que respeta el mandato será recompensado. 14La enseñanza del sabio es fuente de vida y libra de los lazos de la muerte. 15El buen juicio se gana el aprecio, pero los traidores marchan a su ruina. 16El que es prudente actúa con inteligencia, pero el necio hace gala de su necedad. 17El mensajero malvado acarrea problemas, pero el mensajero fiel los alivia. 18Pobreza y deshonra tendrá quien desprecia el consejo; grandes honores, quien atiende la corrección. 19El deseo cumplido es causa de alegría. Los necios no soportan alejarse del mal. 

20Júntate con sabios y obtendrás sabiduría; júntate con necios y te echarás a perder. 21Los pecadores son perseguidos por el mal; los justos, recompensados con el bien. 22El hombre bueno deja herencia a sus nietos; el pecador amasa fortunas que serán del justo. 23En el campo del pobre hay comida abundante, pero mucho se pierde donde no hay justicia. 24Quien no corrige a su hijo, no lo quiere; el que lo ama, lo corrige. 25El justo come hasta estar satisfecho, pero el malvado se queda con hambre.

TRABAJO, CULTO Y ADORACIÓN Y BUENAS OBRAS
PIRKÉ AVOT CAPITULO I. MISHNA 2
 שִמְעוֹן הַצַדִיק הָיָה מִשְיָרֵי כְנֶסֶת הַגְדוֹלָה. הוא הָיָה אוֹמֵר, עַל שְלשָה
דְבָרִים הָעוֹלָם עוֹמֵד, עַל הַתּוֹרָה וְעַל הָעֲבוֹדָה וְעַל גְמִילות חֲסָדִים:
SHIMON HATZADIK (EL JUSTO) ERA DE LOS ÚLTIMOS MIEMBROS DE LA GRAN ASAMBLEA. ÉL SOLÍA DECIR EL MUNDO ESTÁ FUNDADO SOBRE TRES COSAS: LA TORÁ, EL SERVICIO (AVODA) Y LA CARIDAD (GUEMILUT HASADIM).

Juan 5:14-18: 14Después Jesús lo encontró en el templo, y le dijo: —Mira, ahora que ya estás sano, no vuelvas a pecar, para que no te pase algo peor. 15El hombre se fue y comunicó a los judíos que Jesús era quien le había devuelto la salud. 16Por eso los judíos perseguían a Jesús, pues hacía estas cosas en sábado. 17Pero Jesús les dijo: —Mi Padre siempre ha trabajado, y yo también trabajo. 18Por esto, los judíos tenían aún más deseos de matarlo, porque no solamente no observaba el mandato sobre el sábado, sino que además se hacía igual a Dios al decir que Dios era su propio Padre.
Colosenses 3:23 (NVI) «Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo».
EL SENTIDO DE LA VIDA: GLORIFICAR A DIOS (SOLI DEO GLORIA)
El propósito de la existencia apunta a un blanco: darle gloria a Dios. El propósito del universo entero es darle gloria a Dios. No hay ideal más sublime que vivir para darle gloria a Dios. 
Sin embargo, darle gloria a Dios tiene un marco: La Escritura. Eso nos coloca en el mundo ético de La Biblia, no en lo que supongamos qué es lo mejor para nosotros o en nuestra relación con los demás. 
Con respecto al canto, al culto en un servicio religioso, se tiene la idea difundida de que catarle al Señor es un acto de adoración. 
En parte lo es. Pero es parcial. En todo caso es un culto con la importancia de vivir momentos de comunión con el Señor.
Pero eso no es adoración, el todo de la adoración. La adoración va más lejos, es más amplia, más profunda, más cercana y lejana, más trascendente. 
 Entre los dichos del Talmud, el citado de Simón el justo, que dice: «EL MUNDO ESTÁ FUNDADO EN TRES COSAS: LA TORÁ, EL SERVICIO (AVODÁ) Y LA CARIDAD (GUEMILUT HASADIM), la palabra “servicio” (liturgia, culto) en La Biblia es la palabra para trabajo, labor, empleo, culto, ministración en el templo, labor de adoración…
La palabra es «avodá». Un «oved» es un obrero, un trabajador, que en el A.T. era denominado «siervo», incluso esclavo. 
Hoy lo llamaríamos «sirviente», “obrero”, como alguien que ocupa uno de los niveles más bajos en la clasificación de empleo, sin necesariamente implicar una significación de menosprecio.  
No denigro ni comparto la idea clasista, burguesa o capitalista de rebajar a una persona por su nivel de preparación académica o por ingresos, como si el empresario fuese una persona de mayor valor y una persona de servicio doméstico no valiese lo mismo que el empresario o valiese mucho menos o nada. De hecho es indignante que alguien se refiera a las personas de ayuda doméstica como «la muchacha». Pero eso es otro tema. 
Sólo defino cómo hemos de ver el concepto. Un oved es una persona atada a su amo, su señor patrón, a quien le debe obediencia, servicio, atención, cuidados, apoyo y más, en todo tiempo, sin horarios establecidos, y sin pensar en sí mismo, sino en su patrón, amo o señor. 
Abdías es un profeta de Dios. Su nombre tiene la raíz, «oved». Latinizado es Abdías. Pero si lo dice en hebreo, se entiende. «Ovadya».
¿Qué es el hombre en La Escritura? Un ser creado. Tiene un creador. A ese creador le debe rendir cuentas. Como su creador, Dios tiene soberanía sobre él, dominio sobre él y, como dador de la vida, asimismo es quien la toma. 
Vivir sin consciencia de Dios, sin consciencia de ser criatura desemboca en intentar toda la vida un autogobierno, desechando a Dios de la vida personal. Los resultados son obvios en todo el planeta.
Sin embargo Dios nos concede volvernos a él y recibir de su gracia la bendición de cambiar de manera de pensar, llamado cambio de vida, arrepentimiento, cambio de rumbo, de enfoque y de destino. 
Dios llega a ser nuestro destino, en primer lugar, y el hombre en seguida. Nuestro desempeño en la vida, entonces, se dirige a adorar. 
Vea más adelante Hechos 13 y reflexione acerca de la palabra ministrar. En español significa 1. Servir o ejercer un oficio, empleo o ministerio. 2. Dar, suministrar a alguien algo. Ministrar dinero, especies. 3. Administrar.
   Pero en el N.T. es la palabra liturgia. (Hechos 13:2 (NA27) 2Λειτουργούντων δὲ αὐτῶν τῷ κυρίῳ καὶ νηστευόντων εἶπεν τὸ πνεῦμα τὸ ἅγιον· ἀφορίσατε δή μοι τὸν Βαρναβᾶν καὶ Σαῦλον εἰς τὸ ἔργον ὃ προσκέκλημαι αὐτούς.
Hechos 13:2 (DHH) «Un día, mientras estaban celebrando el culto al Señor y ayunando, el Espíritu Santo dijo: “Sepárenme a Bernabé y a Saulo para el trabajo al cual los he llamado”.»
Y en el N.T. la palabra para servidor público es liturgoi, autoridades, como en Romanos 13:6 (DHH) «También por esta razón ustedes pagan impuestos; porque las autoridades están al servicio de Dios, y a eso se dedican».   
A los Colosenses Pablo les escribe: 1:10-11 (RVR1960) 10para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; 11fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad; A ellos mismos les escribe más adelante: (Colosenses 3:22-25 [RVR1960]) 22Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios. 23Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; 24sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. 25Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas. 
Vivir con sentido, vivir una vida con significado, tiene un solo centro: adoración, darle gloria a Dios. Por eso Pablo insiste en que la vida del cristiano se aleja de la vida de las obras para ganarse la salvación, y lo subraya en todas sus cartas, pero al mismo tiempo establece la doctrina de la gracia. 
Los judaizares tendrán en su haber la lucha por ser independiente de Dios, y luchar por agradar a Dios sin la gracia del Señor y obtenerla, a todas luces inútilmente, por su propio esfuerzo, pues nunca se justificarán, no tendrán paz con Dios. 
Por el contrario, quien a la luz de un nuevo nacimiento, de una nueva relación con Dios, mantiene comunión con el Señor y acepta un enfoque de la vida dado por él, vive para agradarlo dandole gracias, bendiciendo su nombre y dedicando su oficio, su trabajo, su empleo, su quehacer, su modo de ganarse la vida, en las manos de Dios, sea mecánico, ingeniero, barrendero, ama de casa, niñera, enfermera o médico, psiquiatra o psicoanalista, capturista de datos, político, portero, maestro de cualquier nivel, deporte, finanzas… 
Su vida de adoración está más fuera del templo, más fuera de la iglesia que dentro de ella. 

Y todo lo que hagan, háganlo como para el Señor. Vive tu vida de adoración en tu trabajo, tu quehacer, tu vida de todos los días como un culto agradable al Señor, renueva tu mente, dale un up date, una actualización y dale gloria a Dios, siendo de bendición para tu mundo, tus empleadores o tus patrones, porque ellos tienen un vínculo con el Señor, aun cuando lo ignoren, pero tú no. Vive para adorar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario