Buscar este blog AMAR LA PALABRA

domingo, 12 de febrero de 2017

CANTAR DE LOS CANTARES, EL TRIUNFO DEL AMOR

EL TRIUNFO DEL AMOR
Cantar de los Cantares 1 (RVR1960)
PRIMERA PARTE

Una doctrina fundamental, sin la cual no se entiende La Escritura, es la gracia. En el Antiguo Testamento es la palabra Jen (חֵן). 
En Génesis el término se aplica para describir que Dios eligió a Noé para salvar a la fauna del diluvio, junto con algunas personas. Fueron salvados por gracia. En Génesis 18.3 el término es usado por Abraham al recibir la visita de tres varones. “Si he hallado gracia”. En Éxodo 3.21 Dios promete que a su pueblo le dará gracia ante los egipcios. 
Muchos, abundantes son los textos donde se usa el término Jen (חֵן). También describe el amor de Dios para sus elegidos. Ninguna se merecía el amor de Dios, pero él quiso amar. 
Pablo describe la naturaleza de este amor en Rom 5.8 (NVI) “Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros”.
Cantar de los cantares habla del triunfo del amor y el texto con algunos detalles. 

1Cantar de los cantares, el cual es de Salomón.

Título: El Más Hermoso Cantar. La Canción de canciones. El Canto Supremo. Superlativo hebreo. 
Libro: Poesía. Rasgos, excedente de significado, polivalencia y polisemia, lenguaje figurado, metáforas, cuadros gráficos en secuencia…
Los libros de la Biblia, Antiguo y Nuevo Testamento, se escribieron de corrido. Por lo tanto, separar palabras y oraciones fue una labor realizada en más de mil años.
Unos libros llevaron menos de ese tiempo. En el Cantar de los cantares haremos una separación a medida que avancemos para entender la trama y comprender el tema com mayor claridad.  
Nuestra división no será la que ven en las versiones conocidas. 
Autor: para Salomón, dedicado a… No sería de Salomón, por el contenido que lo desacredita. El amado es devoto, dedicado a una sola mujer, y ésta se muere de amor por su amado. Son amantes excluyentes. Salomón era incluyente. Metía a cuanta mujer cupiera. 
Nuestra postura es que Salomón no lo escribió por cuestiones obvias, su promiscuidad, 700 mujeres y 300 concubinas… no sabe qué es la dedicación a una sola mujer. 
Tema: amor, lealtad y fidelidad, consagración, dedicación, devoción, pasión, ideales humanos del amor, victoria sobre la tentación, la seducción, las posiciones sociales, el poder y la vanidad humanas. 
Protagonistas del amor: dos personas del vulgo, campesinos. Dos personas sin mayor significación social. Hoy diríamos, en nuestro contexto, dos oficinistas o dos empleados de empresa u obreros. Ella es hermosísima, acosada, secuestrada, y él un amante que no olvida, sino al contrario lucha por el amor de su vida contra todos los obstáculos.  
Protagonistas de ambiente: coro y el rey. Podrían ser un político poderoso, mujeriego y la gente, mujeres de su partido que todo le alaban. 
Veamos el libro. Empieza con un diálogo de
LA AMADA

2¡Oh, si él me besara con besos de su boca! porque mejores son tus amores que el vino. 3A más del olor de tus suaves ungüentos, tu nombre es como ungüento derramado; por eso las doncellas te aman. 4Atráeme; en pos de ti correremos. El rey me ha metido en sus cámaras; 

LA AMADA
Inicia anhelando un beso de la boca del amado. Note el pronombre: “¡besos de su boca”! Habla en la tercera persona, “él”. 
El amado no está presente. Por eso lo evoca, la trae a la mente, y crea imágenes relacionadas con él. Y lo imagina de manera pasional, sin hacer a un lado el verdadero amor. 
No todo es pasión en el amor. No todo es lujuria en la pasión. Tampoco lascivia. 
Enseguida pasa de la tercera persona del singular, “él”, a la segunda: “mejores son tus amores que el vino”. 
Si algo le hace perder el juicio, si algo nubla su entendimiento, es una relación de amor con él, dar rienda suelta a la expresión del amor con él. Y con nadie más, con ningún otro. 
El vino hace perder el juicio, rompe barreras y deshinibe al consumidor. Por eso Pablo les escribe a sus discípulos que no se embriaguen con vino (hoy pondría una lista larga: tequila, whisky, pulque cheve, vodka, brandy, solera, ron, sotol, mezcal, aguardiente, tesgüino, zake… ustedes añadan los que se sepan). No se embriaguen porque en eso hay disolución. 
Ésta, la disolución lleva a cometer inmoralidades, faltas de respeto, agresiones, y desorden social o familiar, por decir lo menos. 
La amada sabe qué es mejor que la embriaguez con vino: los besos de su amado y de ningún otro. 
Los besos de su amado y de ningún otro. Los besos de su amado y de nadie más. 
Destaco el valor de la relación. Quizá alguien vea besos de actor en cine. Y se le antojen y piense: “¡Guau! ¡Qué besos! ¡Esos sí saben besar!” 
¿Y qué sigue? El poder de la imaginación alimenta la mente, despierta el deseo de otros besos. 
¿El poder de la imaginación? ¿Dije eso? ¿El poder de la imaginación? Vea otro rumbo, otro camino: El poder del pensamiento ordenado. El poder del corazón limpio, el poder del amor puro, el poder la persona cuyo corazón es fiel y no da lugar a pensar en otros, como lo vivido por la Sunamita. 
Y sigue evocando. Consideremos esto: el amado no está con la Sunamita, ésta se encuentra separada de su amado, no por voluntad propia, sino a la fuerza, fue arrebatada y llevada a un lugar no deseado. 
Cuando el Cantar de los cantares se escribió, se hizo con las palabras todas juntas, sin separación entre una y otra. Sin mayúsculas ni minúsculas, ni puntos y aparte, ni acentos. Todo de corrido. 
EJEMPLO en español

cantardeloscantareselcualesdesalomonohsielmebesaraconbesosdesubocaporquemejoressontusamoresqueelvinoamasdelolordetussuavesunguentostunombreescomounguentoderramadoporesolasdoncellasteamanatraemeenposdeticorreremoselreymehametidoensuscamarasnosgozaremosyalegraremosentinosacordaremosdetusamoresmásquedelvinoconrazónteamanmorenasoyohhijasdejerusalenperocodiciablecomolastiendasdecedarcomolascortinasdesalomonnorepareisenquesoymorenaporqueelsolmemiroloshijosdemimadreseairaroncontramimepusieonaguardarlasvinasymivinaqueeramianoguardehazmesaberohtuaquienamamialmadondeapacientasdondesesteasalmediodiapuesporquehabíadeestaryocomoerra

El ejemplo en hebreo es igual. Todo de corrido, sin acentos ni divisiones. Entonces uno debe hacer su división. La que tenemos la hicieron los masoretas y ha sido aceptada universalmente. 
Por eso tenemos que modificar nuestra redacción para comprender el texto. 
2¡Oh, si él me besara con besos de su boca! porque mejores son tus amores que el vino. 3A más del olor de tus suaves ungüentos, tu nombre es como ungüento derramado; por eso las doncellas te aman. 4Atráeme; en pos de ti correremos. El rey me ha metido en sus cámaras;
La amada dice: El rey me ha metido en sus cámaras. ¿El rey? ¿Entonces el rey no es el amado mencionado en el inicio? El desarrollo del texto nos dice que no, que su amado no es el rey. 
¿Entonces quién es la Sunamita? Se ve en la descripción y en los diálogos. Para empezar a verla, es una chica raptada, llevada al harén para ser una más de las esposas de Salomón. 
Hermosa, causa envidia, burla, es objeto de burla y de escarnio. Le hablan con ironías para humillarla. Pero ella se mantiene fiel a su amado, en quien piensa y a quien le dedica sus amores, pensamientos, recuerdos y deseos. 
Tiene un deseo: que él, el amado, se la lleve, pase por ella y la saque del harén de donde el rey la ha enclaustrado. 
Atráeme, le dice al amado de su corazón. Evocar el nombre de su amado le crea un ambiente de amor, limpieza, pureza y devoción. 
Pronunciar su nombre le cambia el entorno. Su nombre transforma la realidad, la recrea, la hace diferente. Evocar a la persona amada trae paz. Porque es correspondida, es amada con las mismas dimensiones que ella ama y no hay poder humano que deshaga ni desbarate su amor por él 

4Nos gozaremos y alegraremos en ti; nos acordaremos de tus amores más que del vino; con razón te aman. 

LA AMADA
Ahora hablan las mujeres del harén. Quieren una fiesta reventada. Embriagarse y celebrar lo que venga después del vino. Celebran al rey y a la chica la menosprecian. 
Con razón te aman. Se lo dicen a la Sunamita. Con burla. Es ironía. ¿Qué tienes de mejor que nosotras no tengamos? ¿Quién te crees? ¿De verdad piensas que estás como para desbancarnos del podio de las más admiradas? ¿Crees poder competir con nosotras? ¡Ni en sueños!
Contesta la amada.

5Morena soy, oh hijas de Jerusalén, pero codiciable como las tiendas de Cenar, Como las cortinas de Salomón. 6No reparéis en que soy morena, porque el sol me miró. Los hijos de mi madre se airaron contra mí; me pusieron a guardar las viñas; y mi viña, que era mía, no guardé. 7Hazme saber, oh tú a quien ama mi alma, dónde apacientas, dónde sesteas al mediodía; pues ¿por qué había de estar yo como errante junto a los rebaños de tus compañeros?

Soy del campo, prietita. No me pueden decir con ironía mexicana: “Hey, ese color te aprieta”… Porque con cualquier color que use seré prieta. 
No es morena. Uno es moreno por genética. Ella no. Es prieta, como cajeta requemada. Pero requemada al sol. 
Admite. No competir con “las damas de sombra”. Ellas tienen una piel muy cuidada. 
¿Destaca algo en el contraste? ¡Sí! ¡Ella es única! No importa si se cuida o no, no importa si tiene uno o dos kilos de más, ni su talla, ni nada cuanto importe a las mujeres que viven sólo para alimentar su vanidad. 
Se sabe amada. Declara: “Mi amado es mío y yo soy de él”
Cuando una mujer se sabe amada tiene una fortaleza de carácter, firme, es una roca, un búnker. 
Y cuando una mujer es amada, considerada como única, se ve en el trato, la amabilidad, el servicio, la devoción, el apoyo, el respaldo, la caricia, ternura, palabras… todo es una relación que la fortalece y la empodera emocional y espiritualmente todo el tiempo. 
El amado bien podría tener en sus labios: “Mi esposa es mi única, por quien estoy dispuesto a ser despreciable para el mundo”
Dice la amada que ha tenido que trabajar de más, en el campo, en las viñas, incluso ha trabajado de más, por cuestiones familiares. 
Añade que en su familia no ha tenido buen trato, ha padecido inequidad en las relaciones de distribución de tareas familiares, al grado que ha debido desempeñar la labor que a otros correspondía, como la de sus hermanos. 
Pregunta dónde está su amado, quisiera estar a su lado, pasar el día con él y le responden con burlas otra vez. 

¿A QUÉ HUELE LA PASTORCITA?

8Si tú no lo sabes, oh hermosa entre las mujeres, ve, sigue las huellas del rebaño, y apacienta tus cabritas junto a las cabañas de los pastores. 

Mujer; ¿te preocupan tus perfumes? ¿De marca? ¿O de precio? ¿Los cosméticos de moda o famosos y caros? ¿Vives para la vanidad? 
Quizá niegues ser vanidosa, pero tus compras declaran tu carácter.  Y del hombre también. 
Esta chica recibió respuesta. Le dicen cómo encontrar a su amado, porque saben quién es. 
La respuesta es (literalmente): “hueles a chivo”. Por ese caminito, sigue al rebaño, al que perteneces… ¡le están diciendo que es una bestia del campo y que huele mal! ¡Apestas!
¿Quieres saber dónde encontrar a tu amado? ¡Entre los tuyos! ¡los apestosos como tú!
Es despreciada. Como heroína de un amor único, inédito, singular, no de este mundo, fiel, santo, puro, devoto, consagrado. 
EL REY SEDUCTOR

9A yegua de los carros de Faraón Te he comparado, amiga mía. 10Hermosas son tus mejillas entre los pendientes, Tu cuello entre los collares.  11Zarcillos de oro te haremos, Tachonados de plata.

Intenta, el rey, seducir. Su lenguaje es del más alto calibre de su tiempo. El piropo es cultural, cargado de un intenso significado sexual, atractivo, mental, emocional… intenta, el piropo, tocar fibras íntimas, profundas, para derribar toda barrera, toda defensa. 
El piropo, la zalamería, la adulación van por el mismo camino. Son seductores y malignos. 
La mejor defensa contra los donjuanes, mujeres, es la sordera. Mujeres, no les presten atención a los piropos, jamás, no les abran la puerta de los oídos, ni les den habitación en el cerebro. No dejen que esos bichos entren en su corazón. No le dé el mínimo tiempo para pensar en ellos. 
El piropo es lanzado por el rey. En su intento por seducir a la Sunamita la compara con lo más famoso y codiciado de su tiempo, los pura sangre árabes o egipcios. 
Pero note, dice que es hermoso su rostro, asomado entre los pendientes. Cuál es la diferencia entre pendientes y zarcillos de oro? 
Los pendientes pudieron ser de cualquier material barato, madera, piedras… pero quiere seducirla con la codicia. ¡Tú mereces lo mejor! ¡Diamantes! ¡Joyas! ¡Oro! 
¿Cómo que tienes pendientes de madera, cariño mío, dueña de mi corazón? ¡Por favor! ¡Mi reina! Oro, mi amor, del mejor… ¡la reina de mi corazón es digna de lo más caro! Incluiremos plata, y collares de la mejor calidad, hechos por los mejores artesanos. 
Hoy buscaría diamantes en las más famosas joyerías del mundo. No la llevaría de shoping a Mercedes, mucho menos a Laredo o McAllen. 
¡No señor! París, NY. El propósito es deslumbrar a la Sunamita. Seducirla, poseerla, hacerla suya, integrarla al harén y disfrutarla cuando se le antoje al rey seductor. 
Necesita ser un donjuán consumado debido a las resistencias de la chica, poderosa, toda una fortaleza contra el conquistador.  
LA RESISTENCIA

12Mientras el rey estaba en su reclinatorio, mi nardo dio su olor. 13Mi amado es para mí un manojito de mirra, que reposa entre mis pechos. 14Racimo de flores de alheña en las viñas de En-gadi es para mí mi amado.

Las mujeres del harén se burlaron de ella, la menospreciaron e hicieron señalamientos discriminatorios. 
La consideran engreída, indigna de ser parte de su comunidad. ¿Cómo es ella? Veámosla. 
El seductor rey la pretendió, quiso seducirla, y ella contesta así: “Mientras el rey hace su intentona, pongo oídos sordos a sus requiebros de amor, y me concentro en el varón más digno de mi vida, mi amor, mi pasión, mi ternura. No es, él, como uno de los perfumes de este rey. No, es como un olor de nardo, como un manojito de mirra entre sus pechos. 
Él, es como un aromático ambiental en todo su entorno. Su nombre le sabe a perfume. No le hace la vida llevadera. La empodera para resistir cuanto haya que resistir. Su nombre le aromatiza la vida. Se la hace suave, hermosa, fragante, fresca, bella… la hace soñar. 
Además es alheña. Para llenar de color su mundo. ¿Qué sería el planeta, el universo entero sin él? ¡Él es la luz, la vida, la expresiva presencia del amor hecho color, matices, variedad, ritmo, cadencia, vibrante… él ilumina su vida!
Me recuerda un escrito que inicié para Tesa jugando con adverbios: “El mañana volverá con la luz de tu mirada, siempre puntual a iluminar mi vida”.
Y el amado ganó. El seductor fue vencido por el nombre perfumado, el color que inunda los ojos, el aroma que cubre su piel, y la protege contra todo mosquillo que quiera picarla. 
Su nombre es antibacterial, anti insectos, anti todo, antídoto.

LOS AMADOS.  

15He aquí que tú eres hermosa, amiga mía; he aquí eres bella; tus ojos son como palomas. 16He aquí que tú eres hermoso, amado mío, y dulce; nuestro lecho es de flores. 17Las vigas de nuestra casa son de cedro, y de ciprés los artesonados.

Ellos embellecen su mundo. Su valorada y amada presencia mutua. Elogios, reconocimiento de quién es ella para él y él para ella, en sus términos, con su propio discurso, con su cosmovisión. 
El piropo no es el del rey, educado, con una palabra cortesana, fabricada, dicha para seducir. 
El elogio del amado no es piropo, sino declaración tierna de amor, ternura, admiración, tacto cuidado… palabra sencilla y humilde. 
No la llama yegua, sino paloma. Sus ojos y su mirada iluminan la vida, son la sonrisa del día. En su mirada el universo le sonríe. En sus ojos mira la vida y la gratitud debida a Dios que les concede amarse. En sus ojos vuela, como paloma, por el espacio infinito del amor. Son sus ojos, los de ella, penetrantes, volátiles, sólidos, son el ritmo del universo. 
Ella le confiesa qué, quién es él para ella: hermoso, dulce… es la sazón de su existencia… y su lecho no es nada parecido a los del palacio del rey, ni siquiera a los del harén. 
Es campirano, natural, hecho por Dios mismo. Suena a el lecho sin mancilla, honroso, citado por el apóstol de los gentiles. Y las vigas son artesanía rústica, como ellos, rústicos, naturales, y fieles, uno al otro, perteneciéndose mutuamente, naturales uno al otro, como el calor al fuego, la luz al sol, el frío al invierno, el sonido a la música, el ritmo a la música, la alegría a la dicha, el canto a la alabanza…
Terminamos.
El amor nunca deja de ser. No acaba. Crece. se hace fuerte, sólido, rocoso, estable, como guarida antiaérea o nuclear, pero suave como pétalo de rosa, tierno como cervatillo, como mano de bebé, imperecedero como la eternidad.
El amor es de origen divino. Dios desea matrimonios así. Son de él. Su amor ha sido compartido con nosotros y en Cristo se nos dio el jen citado arriba. 
Por medio de su Espíritu ha derramado amor para corresponderle y para expresarlo en el yugo matrimonial, unidos por él, para gloria suya. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario