Buscar este blog AMAR LA PALABRA

domingo, 10 de abril de 2011

II PREGÚNTALE AL APÓSTOL PABLO (Dolor de cabeza universalista. Continuación)

8En Cristo, gracias a la sangre que derramó, tenemos la liberación y el perdón de los pecados. Pues Dios ha hecho desbordar sobre nosotros las riquezas de su generosidad, dándonos toda sabiduría y entendimiento,
¿Cómo llegamos a ser libres?
a. Reprendiendo al diablo.
b. Desarrollando un ministerio de liberación.
c. Por la sangre de Cristo derramada en la cruz, a favor nuestro.
d. Por el perdón de nuestros pecados gracias al sacrificio de Cristo.
e. Portándonos bien.
f. Nada más con declarar que somos libres.
¿Qué tipo de riquezas da Dios a su iglesia?
a Monetarias.
b. Propiedades terrenales.
c. Sabiduría y entendimiento
d. Títulos universitarios
e. La riqueza de conocerlo a él y su obra en Cristo.
f. Espirituales.
g. De liderazgo político o religioso.

9y nos ha hecho conocer el designio secreto de su voluntad. Él en su bondad se había propuesto realizar en Cristo este designio, 10e hizo que se cumpliera el término que había señalado. Y este designio consiste en que Dios ha querido unir bajo el mando de Cristo todas las cosas, tanto en el cielo como en la tierra.
¿Qué o quién es “el designio secreto” de Dios y cuál es su propósito?
a. El pueblo de Israel.
b. La tierra de Palestina.
c. Jesús el Mesías.
d. El retorno de los judíos a Palestina.
e. La revelación de quién es Cristo en los planes de Dios.
f. Poner toda la creación (espiritual y física) bajo el señorío de Cristo.
g. El ministerio de liberación.
h. El levantamiento del ministerio apostólico y profético.

11En Cristo, Dios nos había escogido de antemano para que tuviéramos parte en su herencia, de acuerdo con el propósito de Dios mismo, que todo lo hace según la determinación de su voluntad.
¿Para qué escogió Dios a su iglesia?
a. Para ser parte del pueblo judío.
b. Para tener parte en la salvación dada en Cristo.
c. Para darnos mucho dinero.
d. Para que dejáramos de ser pobres.
e. Para formar parte del pueblo suyo en el reino de los cielos.
¿Cuál es la regla que regula el proceder de Dios?
a. La deplorable y miserable condición humana.
b. La oración de súplica de los hombres, cristianos y no cristianos.
c. Su soberanía, señorío y absoluta determinación.
d. Las circunstancias históricas de la humanidad.
e. La pena y lástima que siente por su creación.

12Y él ha querido que nosotros seamos los primeros en poner nuestra esperanza en Cristo, para que todos alabemos su glorioso poder.
¿Cuál es el plan de Dios para nosotros?
a. Que nos enfoquemos en lo que él hace en los judíos.
b. Que pongamos nuestra esperanza en lo que él hará en el pueblo de Israel.
c. Que depositemos nuestra esperanza en sólo en Cristo y nadie más.
d. Que busquemos hacernos ricos financieramente.
f. Que confiemos en Cristo y juntos nos deleitemos en alabar su grandeza.
g. Que vivamos gozosos centrados en el deleite que es Dios en Cristo.

13Gracias a Cristo, también ustedes que oyeron el mensaje de la verdad, la buena noticia de su salvación, y abrazaron la fe, fueron sellados como propiedad de Dios con el Espíritu Santo que él había prometido.
¿Quiénes tienen el Espíritu Santo y por qué para qué?
a. Sólo los que hablan lenguas.
b. Únicamente quienes son ministros de liberación.
c. Todos los que creyeron en el evangelio.
d. Tienen el Espíritu porque son buenas personas.
e. Recibieron el Espíritu gracias a Cristo.
f. Todos los creyentes tienen el Espíritu como sello de que pertenecen a Dios.
g. Si un creyente no habla lenguas no tiene el Espíritu.
h. Todo creyente pertenece a Dios.
i. El Espíritu está en todo creyente porque Dios lo había prometido.

14Este Espíritu es el anticipo que nos garantiza la herencia que Dios nos ha de dar, cuando haya completado nuestra liberación y haya hecho de nosotros el pueblo de su posesión, para que todos alabemos su glorioso poder.
¿Qué garantiza el Espíritu Santo como anticipo?
a. Herencia económica.
b. Herencia espiritual en el reino de los cielos.
c. Herencia financiera en la tierra.
d. La salvación eterna prometida por Dios en Cristo.
e. La salvación que depende del esfuerzo del creyente.
f. La salvación que depende sólo de Dios.
¿Cuándo se hará efectivo el anticipo?
a. Cuando la salvación llegue a su consumación.
b. En el momento que recibamos la prosperidad que esperamos.
c. Cuando la salvación esté consumada y seamos pueblo de Dios.
d. Cuando TODO el pueblo de Israel regrese a Palestina y se convierta a Cristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario